La voz de la persona jurídica investigada

Es importante.

Desde que se abandonó el famoso “societas delinquere non potest” y se introdujo en nuestro ordenamiento jurídico la responsabilidad penal de la persona jurídica en 2010, sobrevino una realidad: la posibilidad por parte de los Tribunales de condenar a la empresa y para ello, de hacer que se siente en el banquillo de los investigados.