Boletín Procesal Septiembre 2014

Tras una reciente Sentencia de 16 de junio de 2014, el Tribunal Supremo ha sentado nueva doctrina en materia de intervención de comunicaciones del empleado en el ámbito empresarial. Esta nueva doctrina enfrenta los criterios de las Salas de lo Social y Penal, en el sentido de que la sala segunda establece que es imprescindible la previa autorización judicial para intervenir el email corporativo de un trabajador por parte de la empresa.