Las instituciones religiosas realizan una importante labor social a través de sus Obras Apostólicas que en muchas ocasiones se ven obligadas a financiar con recursos propios de la Congregación.

Proyectos, subvenciones y externalización de servicios

Formando equipo con las entidades religiosas

La ausencia de información sobre las posibles ayudas públicas o privadas a las que podrían optar o la falta de personal con el suficiente tiempo y conocimiento para identificar y solicitar dichas ayudas las hacen, en muchos casos, inaccesibles para las entidades religiosas.

 

La consultoría de proyectos de Chávarri Abogados ofrece el apoyo necesario para la negociación de contratos y para la solicitud de subvenciones ante las Administraciones Públicas. Nuestra experiencia y dedicación en este campo hace posible un aumento de la financiación externa (pública y privada) como resultado de una mejor formulación de las solicitudes de financiación como las subvenciones y donaciones.

 

Impartimos la formación a los equipos para la puesta en marcha de los nuevos procesos de trabajo asegurando la correcta ejecución de los proyectos y realizamos también la necesaria justificación de los gastos ante el organismo público o privado correspondiente.

 

Como resultado de este asesoramiento en la gestión de proyectos, los servicios sociales que prestan las Instituciones a través de sus obras apostólicas experimentan una visible mejora tanto en su calidad como en el alcance de sus beneficiarios.

Además de la gestión de proyectos, el equipo de Chávarri Abogados puede asumir la ejecución de servicios relativos a las siguientes áreas:

Dirección financiera:  de la Congregación en su totalidad, o de alguna obra apostólica, fundación o proyecto concreto. Su principal misión es una gestión presupuestaria que asegure la sostenibilidad económica a medio y largo plazo.

Gestoría laboral:  nóminas, contratos de personal y asesoría laboral. La creciente incorporación de personal laico externo a la Congregación hace necesaria una gestión de personal que exige una importante dedicación y conocimientos específicos.

Sistemas informáticos y nuevas tecnologías (TICs):  Reorganización de la parte de Hardware y Software, e implantación de un “programa de gestión” que agiliza el trabajo administrativo de todas las áreas de la organización y apoya el cumplimiento de la legislación en materia de protección de datos.

La ventaja principal de la externalización de servicios para las Instituciones es el facilitar a la Comunidad Religiosa el que pueda centrarse en misiones apostólicas descargándose de labores burocráticas que aportan poco valor.