El secreto de empresa. Ventaja o desafío para las corporaciones

El delito de revelación de secretos de empresa encuadrado dentro de los delitos informáticos o tecnológicos, y tipificado en los Títulos X y XXI del Código Penal ¿ventaja o talón de Aquiles de las empresas?

Descubrimiento y revelación de secretos de empresa

Dentro del marco informático o tecnológico, se encuentra el descubrimiento y revelación de secretos de empresa, delito regulado en el artículo 278 CP.  Establece que:

1. El que, para descubrir un secreto de empresa se apoderare por cualquier medio de datos, documentos escritos o electrónicos, soportes informáticos u otros objetos que se refieran al mismo, o empleare alguno de los medios o instrumentos señalados en el apartado 1 del artículo 197, será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses" […]

El legislador ha enmarcado este tipo dentro del capítulo “de los delitos relativos al mercado y a los consumidores”, y en este dentro de la sección 3ª denominada “de los delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y a los consumidores”.

Bien Jurídico Protegido

Si siguiéramos un criterio sistemático llegaríamos a la conclusión que el bien jurídico que trata de proteger el legislador es el mercado.

Si entendiéramos el mercado como el buen funcionamiento del mismo, en los términos del libre juego de la oferta y la demanda que nos indicaba Adam Smith, empezaremos a acercarnos a la definición de bien jurídico por el que se decanta la posición mayoritaria de la doctrina y la jurisprudencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo: la capacidad competitiva de la empresa, como característica inserta en el derecho fundamental en la libertad de la empresa, recogido en el artículo 38 de la Constitución Española.

Secreto de empresa: definición y significado

A pesar de que nuestro Código Penal y su mencionado artículo 278 dedicado a este delito no dé una definición completa del significado del secreto de empresa, la Sentencia del Tribunal Supremo 285/2008 de 12 de mayo, establece unas características para su definición:

  • La confidencialidad- evita que terceros puedan conocerlo.
  • La exclusividad -se trata de un conocimiento, “know-how”, propio de la empresa-,
  • Valorable económicamente.
  • Exclusividad -entendido también como una ventaja respecto a la competencia-
  • Licitud, es decir acorde a Derecho.

Así, El artículo 278 CP recoge que el secreto de empresa es un delito común, es decir, cualquier persona sin atribuciones especiales puede cometerlo, y no un delito especial, como en el caso del artículo 279 CP, que sólo puede cometerse “…por quien tuviere legal o contractualmente obligación de guardar reserva, eso es, de mantener el secreto que él precisamente conoce porque su relación concreta con la empresa así lo exige (Sentencia del Tribunal Supremo 864/2008 de 16 de diciembre).

Además, es un delito de consumación anticipada, que con la simple acción de apoderamiento dirigida a alcanzar el descubrimiento se consuma el tipo.

En esta línea, la Sentencia del Tribunal Supremo 1607/2000 de 16 de febrero, indica:

…el tipo del apartado 1º es constitutivo de un delito de carácter «tendencial», pues no en balde la norma emplea la preposición «para» en el sentido de «tener intención» de revelar secretos, de tal manera que si no se prueba esa intencionalidad la acción deviene atípica”.

Caso HBO “HOME BOX OFFICE

Uno de los casos más mediáticos fue el sufrido por la compañía HBO por la sustracción de determinados capítulos de la séptima temporada de la serie “Juego de Tronos”.

Los sustractores llegaron incluso a exigir a HBO a modo de “rescate” una importante suma de dinero a cambio de no difundir los capítulos. Dicha práctica hubiera supuesto enormes pérdidas para la empresa, que había comprado en exclusiva la temporada con el objetivo de rentabilizar su inversión.

Un delito más corriente de lo que pensamos 

Según el Observatorio Español de Delitos Informáticos (OEDI), durante el pasado año 2016 se cometieron 66.586 ciberdelitos en España - 6.500 más que en el 2015-.

Desde Chávarri Abogados se recomienda la imposición de medios tanto técnicos como aquellas medidas contractuales encaminadas al cumplimiento de confidencialidad para preservar y proteger cualquier información de una empresa.

Adrià Hijós, ganador del II Concurso Artículos Jurídicos
Abogado
Área de Derecho Penal de los Negocios y Compliance