Difundir vídeos privados sin consentimiento constituye un delito

Nuestro Socio Director de Penal y Compliance fue entrevistado en Telemadrid para explicar las responsabilidad derivadas de la difusión de vídeos íntimos.

Acrecentado por la utilización masiva de las redes sociales y herramientas de mensajería, la difusión de vídeos de carácter íntimo es un problema cada vez más extendido, que también afecta al ámbito laboral. Compartir estos contenidos es un delito, al margen de que en su momento se grabaran con consentimiento o no. Lo explica José Antonio Tuero, Socio Director del Área de Derecho Penal y Compliance de Chávarri Abogados, que fue entrevistado en la edición vespertina de Telenoticias, los informativos de Telemadrid.

 

Clic aquí para ver el reportaje íntegro: