«Pedro Sánchez, el eje de la coherencia y el bien común», por David López Royo

Junto con el diálogo y el respeto hacia los demás, la coherencia es un pilar fundamental durante el proceso de formación de Gobierno.

David López Royo, Vicepresidente y Director Ejecutivo de la Fundación Chávarri por el Bien Común, publica de nuevo su artículo semanal en El Correo de Andalucía. Esta vez, escribe acerca del segundo de los tres grandes desafíos que afronta para formar Gobierno: la coherencia. De este modo, señala que "la coherencia de un gobierno conlleva la obligación de escuchar y de respetar; al mismo tiempo que posibilita, a quien gobierna, el fomentar un marco legislativo que haga de la creatividad, de la innovación y de la convivencia los tres objetivos de todos los proyectos que desarrolle en la legislatura".

En este sentido, la coherencia implica que el nuevo gobierno debe fomentar igualmente la búsqueda de soluciones a los problemas reales de la población. En definitiva, David López concluye que "lo coherente para el Partido Socialista sería gobernar en solitario porque esto haría posible que tuviera que hablar, durante toda la legislatura, con todas las fuerzas políticas con representación parlamentaría". Para esto, los demás partidos deberán reconocer su rol mediante el ejercicio de "una oposición leal y coherente que busca, ante todo, servir".

Leer el artículo completo: