«El compromiso del empresario para afianzar un cambio social», por David López Royo

El tejido empresarial cuenta con un rol clave como colaborador en el desarrollo económico de todos los países y se convierte así en motor del cambio social.

David López Royo, Vicepresidente y Director Ejecutivo de la Fundación Chávarri por el Bien Común, publica una nueva edición de su artículo semanal en El Correo de Andalucía. De este modo, reflexiona acerca del papel que el tejido empresarial ejerce como colaborador en el desarrollo económico de los países que generan movimientos migratorios e indica que deben "posicionarse con claridad como agentes del cambio social". Por su parte, los políticos tienen la responsabilidad de "articular los canales precisos para que cada ciudadano pueda realizar su proyecto de vida en el país en donde ha nacido".

Para conseguir estos propósitos, el tejido empresarial tiene que convertirse en "el protagonista del cambio social", también en aquellas regiones menos prósperas, dado que es el elemento clave para crear riqueza social. En definitiva, subraya que los actores del ámbito de la cooperación impulsan proyectos que generan riqueza social, que se convierten así en modelo a seguir y son los verdaderos agentes del cambio.

Leer el artículo completo: