El Tribunal Supremo fija el reparto de los gastos hipotecarios

El alto tribunal considera que la comisión de apertura no es abusiva, mientras que entidad y cliente deben compartir los gastos de notaría y gestoría.

Hoy ha sido publicada una nota informativa del Área Civil del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, sobre cinco sentencias dictadas por la Sala Primera, reunida en pleno, de fecha 23 de enero de 2019 (SSTS nº 44 a 49/2019), que sientan doctrina jurisprudencial en torno a la posible abusividad de ciertas cláusulas, y cuya validez no había sido objeto de pronunciamiento por dicha Sala.

En concreto, sobre la cláusula de comisión de apertura, y sobre los efectos que puede tener la declaración de nulidad de una cláusula que atribuya al prestatario la totalidad de los gastos (aranceles notarial y registral) e impuestos (ITPAJD) en la suscripción de préstamos hipotecarios con consumidores.

Se trata de una materia que ha sido objeto de una gran polémica en los últimos meses, desde que la Sala 3ª del propio Tribunal Supremo dictara la sentencia nº 1505/2018 de fecha 16 de octubre de 2018, en la que dictaminó que los impuestos de ITP y AJD debían ser abonados por la entidad financiera prestamista.

Sin embargo, el Pleno de esa misma Sala del Tribunal Supremo, en sus sentencias nº 1659, 1670 y 1671/2018, de fecha 27 de noviembre de 2018, revisó el criterio y resolvió que debían ser los prestatarios los sujetos pasivos del impuesto de ITPAJD.

Esa doctrina jurisprudencial, sentada por el Pleno de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, en las últimas Sentencias mencionadas, habría sido acogida por la Sala 1ª del Alto Tribunal y, por ello, resultaría de aplicación en el ámbito civil.

De este modo, el Tribunal Supremo resuelve una polémica relevante en torno al impuesto ITPAJD, sobre la regulación anterior al Real Decreto-ley nº 17/2018, de fecha 8 de noviembre, por el que se modifica el Texto refundido de la Ley de ITPAJD, según el cual será la entidad financiera la que deberá pagar el impuesto, el cual no afecta a esta doctrina jurisprudencial al no tener una aplicación retroactiva.

Por otro lado, en relación con los gastos de suscripción del préstamo hipotecario (aranceles notarial y registral), la nota informativa del Área Civil del Gabinete Técnico explica, según las nuevas sentencias del Pleno de la Sala 1ª, en qué casos los gastos corresponderán a la entidad financiera o al prestatario, o a ambos por mitad.

Miguel Ramos
Abogado
Área de Derecho Procesal, Mercantil e Inmobiliario