«La dimensión internacional y el bien común», por David López Royo en El Correo de Andalucía

Para conseguir un mundo más humano, la dignidad de cada persona debe ser el eje central del motor económico y de la actividad política.

David López Royo, Vicepresidente y Director Ejecutivo de la Fundación Chávarri por el Bien Común, firma su columna semanal en El Correo de Andalucía. En esta ocasión, se refiere a la dignidad de las personas como el principio fundamental para alcanzar "un mundo más fraterno" tanto en la economía como en la política. Por ello, destaca que los proyectos solidarios son claves, puesto que "transforman la realidad social porque se convierten en motores económicos que buscan una energía constructiva en los políticos".

En particular, algunas de estas iniciativas "transforman la realidad social porque se convierten en motores económicos que buscan una energía constructiva en los políticos". Por esta razón, "sentirse parte de un proyecto de estas características es ilusionante porque implica tener la posibilidad de aportar un granito de arena a la construcción de un mundo más humano".

Así, concluye que "la dimensión internacional y el Bien Común ligado a la misma puede tener distintas perspectivas", es decir, trasciende las meras relaciones políticas entre los distintos países que conforman la comunidad internacional. Aunque la política es importante en este marco, "la economía es, sin dudarlo, un bien esencial para lograr alcanzar la dignificación de las personas".

Leer el artículo completo: