Procesal y Arbitraje

El Área de Procesal y Arbitraje presta asesoramiento principalmente en conflictos de naturaleza civil, mercantil y contenciosa-administrativa; así como arbitrajes de toda clase:

  • Asesoramiento pre-contencioso.
  • Intervención y dirección letrada en todo tipo de procedimientos arbitrales.
  • Reconocimiento y ejecución de laudos nacionales y extranjeros.
  • Competencia.
  • Procedimientos de resolución y rescisión contractual.
  • Responsabilidad civil contractual y extracontractual.
  • Reclamaciones de cantidad.
  • Infracciones de los derechos al honor, intimidad y la propia imagen.
  • Determinación, integración y partición de herencias, impugnación de disposiciones testamentarias.
  • Conflictos societarios.
  • Responsabilidad de administradores.
  • Impugnación de acuerdos sociales.
  • Ejecución de pactos sociales.
  • Condiciones generales de la contratación.
  • Contratos de agencia, distribución, concesión y franquicias.
  • Asesoramiento en procedimientos de contratación pública.
  • Asesoramiento en procedimientos contencioso-administrativo, comunitario y constitucional.
  • Asesoramiento en procedimientos de infracción y sanción administrativa.
  • Asesoramiento en procedimientos expropiatorios.
  • Asesoramiento en materia de ayudas y subvenciones.
  • Asesoramiento en materia de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas.
Publicaciones

Boletín Laboral Mayo 2015

Durante el pasado mes de abril, la Dirección General de la Inspección de Trabajo ha hecho público su Criterio Técnico 95/2015, en el que realiza un repaso a la problemática derivada de la contratación temporal en un momento histórico donde todos los datos existentes apuntan a la existencia de una evidente preferencia del empresariado español por la contratación temporal frente a la contratación indefinida.

Publicaciones

Boletín Laboral Abril 2015

En estos meses tanto nuestro legislador como nuestros Tribunales no han descansado, dictando, estos últimos, algunas sentencias cuyo conocimiento se hace imprescindible para las empresas, en ocasiones por los riesgos que implica no tenerlas en consideración y en otras por las dudas que surgen aún en muchas de las cuestiones que en ellas se abordan.